LO SAGRADO

LO SAGRADO

Si tu búsqueda es lo sagrado,

 siempre deberías saber,

que se oculta es en lo obvio

tras los tules del misterio,

de la locura y del odio.

Pero más se muestra, tal vez,

 en los brillos de las llamas,

o en el vaivén de las ramas

y en los ocultos despojos

de manantiales oscuros

que descienden como lobos

en jaurías de plegarías

y en cánticos mortuorios.

 

Su conocer es velado

(por su evidente mostrarse)

Pues se oculta en la evidencia,

Y se muestra en el arder

de los fuegos fatuos que ayer

en aquel lejano horizonte

curvaban la línea curva

de una sonrisa mordaz.

 

El secreto de buscar,

es encontrarlo pronto,

pues no huye lo sagrado,

ni se esconde en lo escondido.

Busca, si ya la has bebido

en la frescura del agua,

en las fuentes de las hadas,

en las risas solazadas

Y en esas eternas miradas

de los que sienten amor.

 

Lo sagrado se escabulle,

tapándose en lo más claro,

llenándose de barro espeso

hecho de brillos callados.

Los que lo buscan oculto,

o entre tinieblas rodeado

dejarán de ver lo innegable

de lo sagrado profano

que se encuentra en todas partes,

 y se oculta en todos lados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *